jueves, 26 de agosto de 2010

Desde lo más profundo

Es un sentimiento extraño. Estar parado en la cima y ver el amplio horizonte y... sentirte tan vacío. Una adicción que te mata lenta y dolorosamente, pero sabes que no puedes dejarla, porque también te mata el no tenerla.

Es el grito que desgarra tu garganta, aquel que nadie escucha, aquel que se pierde en la nada. Son las palabras que no llegan a los oidos, se las lleva el viento y mueren.

Es el mirar al vacío, es mirar al amor como un fantasma, está ahí, frente a ti, y no puedes tomarlo. El fantasma que te acosa, te sigue, te encuentra, no hay escapatoria, no hay... no hay siquiera palabras. Es el silencio selpulcral que antecede a la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Interpretación oracular